Wardriving

Concepto Wardriving. Fuente imagen:Flylib.com

Concepto Wardriving. Fuente imagen:Flylib.com

Se denomina Wardriving a la búsqueda y recolección de información sobre redes Wi-Fi realizada desde un coche en movimiento. Seamos claros: la idea es pasearse por una zona que nos interesa con un portátil, o cualquier otro equipo con capacidad de conectarse a una red Wi-Fi, de manera que guardemos toda la información de las redes Wi-Fi que nos encontremos (SSID, protocolos de cifrado, direcciones MAC de los routers, ubicación GPS etc.) por el camino.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de routers ADSL instalados por los operadores de telecomunicaciones en España vienen con una red Wi-Fi configurada por defecto que, hasta hace no demasiado, permitía el cálculo automático de la contraseña de acceso. Así pues, un usuario podría utilizar la información recogida para intentar, a posteriori, obtener las claves de acceso a las redes inalámbricas y utilizar así esas redes cuando lo considerase conveniente con las intenciones que fueran.*

Esta técnica puede utilizarse como parte de la fase de recolección de información de un ataque posterior. El hecho de detectar diferentes redes Wi-Fi puede dar información sobre la existencia, o no, de infraestructura de control de redes inalámbricas, la existencia de líneas ADSL independientes que puedan favorecer una infección remota, etc.

Ejemplo de equipo par wardriving. Fuente imagen: Wigle.net

Ejemplo de equipo par wardriving. Fuente imagen: Wigle.net

¡Pero no sólo los malos usan el concepto de wardriving! Resulta que si quieres que tu empresa disponga de un certificado PCI-DSS hay que cumplir muchos requisitos y uno de ellos, el 11.2 ( «Test for the presence of wireless access points and detect unauthorized wireless access points») obliga a los administradores de red a pasearse por la empresa en busca de redes Wi-Fi desconocidas que puedan suponer una puerta de salida de información privada. Efectivamente. Habréis visto en algunas películas que alguien detecta un pincho USB que emite por Wi-Fi la información que el malo malísimo necesita… y resulta que sí, que los administradores de red buscan estos puntos Wi-Fi dentro de sus instalaciones.

* Como anécdota personal puedo decir que cuando tuve un familiar ingresado durante bastante tiempo utilicé esta técnica (aunque caminando y no en coche) para encontrar una red Wi-Fi con la que conectarme a Internet. Aunque ya nos hemos acostumbrado a la conectividad móvil 4G no hace tanto que las conexiones eran muuuuy lentas y caras 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *